“No estás a mi altura” Una mujer se va sin despedirse de su cita por un interrogatorio en First Dates

El restaurante de primeras citas de Cuatro sigue empajerando a solteros pero sin encontrar las medias mitades de muchos otros. Muchas veces por meteduras de pata como las que han protagonizado Vicente y Yolanda en su primera cena.

Ella no busca mecánicos y él quiere encontrar a una mujer que esté a su nivel

El método que utilizan los expertos de First Dates para formar ciertas parejas a veces parece estar defectuoso. Es el caso de la pareja imposible de anoche, dos seres totalmente opuestos e incompatibles sin ser capaces de mantener una conversación durante la velada.

First Dates / Cuatro

Él de Sevilla, 54 años, divorciado y con tres hijos. Ella 48 años, con gemelos, valenciana y en paro. Aparentemente comparten cosas y hasta son cercanos en edad. La cosa cambia cuando empiezan a interrogarse sobre su vida privada, porque más que un intercambio de vivencias más bien parecía el interrogatorio del comisario. 

[the_ad_placement id="rll_singlepost_mid_1"]

El andaluz reconoció ser mecánico y ella reprobó su labor diciendo que “para eso no va a un programa a buscar pareja, mecánicos tengo en el pueblo“, dejando clara evidencia de su clasismo y hasta materialismo. Por cierto que la que reivindica un novio con puestazo y pastizal está desempleada…

First Dates / Cuatro

Pero el momentazo de la noche vino después de que ambos repasaran la situación meteorológica de la Comunidad Valenciana y de Sevilla, ya que no tuvieron riles de mantener otra conversación en su primera y única cita. 

Los divorciados descartaron otra segunda cena pero lo hicieron de la siguiente manera: “No estás a mi altura, estás a otro nivel. Eres poco habladora…”, le dijo el sevillano al redactor del programa cuando le preguntaron por un segundo encuentro.

“Hombre poco habladora es una cosa, pero a la altura podrías también no estarlo tú. Si pedimos puchero lo pedimos con carne y todo“, le respondió la valenciana con cierto tono de despecho. Acto seguido le deseó que encontrase a una mujer que estuviese a su altura, con muchísimo retintín, y se fue sin tan siquiera despedirse.

[the_ad_placement id="rll_singlepost_mid_2"]

Vuelve a ver el programa, aquí.

¿Cómo hubieses actuado si te responden de esa forma?, ¿El karma le ha devuelto el nivel de escalas que ella reclamó durante la cita?

¡Comparte con todos tus amigos y familiares esta cita!

Fuente: Cuatro